Naturaleza

Chulilla se encuentra inmersa en un enclave natural de incalculable valor paisajístico. Una combinación de parajes rocosos, hídricos y boscosos hacen de Chulilla un paraíso natural. Las vistas de la naturaleza que el municipio ofrece constituyen un importante atractivo turístico, dado que su perfil orográfico es marcadamente montañoso, con un gran número de ramblas y barrancos, lo que hace de esta zona una de las más intrincadas de la serranía ibérica. El municipio dispone de varios miradores desde los que es posible contemplar el Cañón del Turia (Mirador de las Cuevas), la huerta y los barrancos que bordean al municipio (Mirador de la Peñeta) o una vista panorámica de la población y su entorno (La Muela).

El Cañón del Turia constituye el eje vertebrador del municipio de Chulilla. Con una longitud aproximada de 4 km y paredes de hasta 160 m de altura, por él discurre el río Turia de noroeste a sureste desde el embalse de Loriguilla hasta el municipio de Chulilla. Probablemente este sea uno de los parajes más bonitos y, al mismo tiempo desconocido de la Comunidad Valenciana. En el interior del mismo es posible disfrutar de zonas de baño como El Charco Azul, El Remanso las Mulas, La Peña la Judía y Las Canales. Dentro del Cañon nos encontramos con el Paraje natural de los Calderones. Además, a lo largo de sus paredes se encuentra la Cueva del Tesoro, la Cueva del Gollisno, y numerosas vías de escalada.

El Charco Azul es un remanso de agua que bien juega el papel de piscina natural en verano y que ofrece un entorno maravilloso. No se encuentra lejos del casco urbano, y las diferentes vías de acceso al mismo permiten al visitante la posibilidad de interactuar de forma directa con la naturaleza.

Además de estas zonas de baño, en el término de Chulilla se encuentran dos zonas de baño que sobresalen por su originalidad. La primera de ellas es Valladejo, situada en el Rio Sot, ofrece la posibilidad de bañarse dentro de un cañon de aguas profundas y de remontar a nado el rio. Las Toscas por su parte, permiten disfrutar del baño en unas cascadas naturales de aguas tranquilas.
 Al sur del núcleo urbano se encuentra el Barranco de Falfiguera. Actualmente se ha acondicionado para la práctica del senderismo. Parte de la magia de este paraje se entiende cuando se accede a la zona que alberga las pinturas rupestres, situadas en un lugar de difícil acceso, lo que explica el hecho de que hayan podido perdurar hasta nuestros días.

Las áreas recreativas de Pelma y Pie de Presa ofrecen un entorno natural y paisajístico de alto valor. Cuentan con paelleros y mobiliario ofreciendo al visitante la posibilidad de disfrutar de un día tranquilo en la naturaleza.
 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31